Puerta abatible 2500x2200 mm. Lama 200 2 H

Nuevo

Aluminio soldado de gran resistencia, durabilidad y
grosor para una mayor durabilidad y seguridad.
Mayor ligereza y rendimiento de los equipos periféricos.
Máxima seguridad y fiabilidad en la estructura de
la puerta.
Máxima protección contra la oxidación y los agentes
atmosféricos.
Inmejorable acabados y una extensa gama de colores
de acabado.

Más detalles

100 artículos

Plazo de entrega aprox. 30 días.

2 210,00 €

Más

PUERTAS CORREDERAS DE ALUMINIO SOLDADO
Las puertas de aluminio soldado CLEMSA, proporcionan por su diseño y construcción diversas
ventajas frente a otro tipo de puertas como una mayor dureza, grosor y resistencia, atributos que
aportan a su cliente mayor nivel de seguridad y grado de satisfacción.
Al mismo tiempo, las puertas de aluminio soldado de CLEMSA, gozan de la máxima ligereza que
el aluminio otorga a la estructura de la puerta, beneficio que redunda en un mayor rendimiento,
ciclo de vida del producto y mayor duración al resto de equipos que pueden integrarse en la puerta
como accionamientos, pernios, poleas, etc. al ser el aluminio un metal menos pesado que el hierro
o el acero.
Que el aluminio vaya soldado permite que una puerta no se descuadre, desatornille o se suelten los
remaches como ocurre con el caso de las ensambladas. Las fijaciones soldadas son notablemente mas
fuertes que las atornilladas o remachadas. Estas terminan normalmente soltándose o aflojándose por
las vibraciones, incluso descolgándose afectando enormemente a la seguridad.
Al tratarse de aluminio lacado al horno garantiza la máxima protección contra la oxidación y una
gran durabilidad del color del lacado elegido.

Lacada al horno. Se suministra con
cerradura manual y tirador (interior en puertas abatibles). Preparada para atornillar a muro.

Reseñas

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe tu opinión

Puerta abatible 2500x2200 mm. Lama 200 2 H

Puerta abatible 2500x2200 mm. Lama 200 2 H

Aluminio soldado de gran resistencia, durabilidad y
grosor para una mayor durabilidad y seguridad.
Mayor ligereza y rendimiento de los equipos periféricos.
Máxima seguridad y fiabilidad en la estructura de
la puerta.
Máxima protección contra la oxidación y los agentes
atmosféricos.
Inmejorable acabados y una extensa gama de colores
de acabado.